#28# Despido nulo de una trabajadora en situación de IT por ser ésta de larga duración. - Delaw Firm
4078
post-template-default,single,single-post,postid-4078,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,et_bloom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default

#28# Despido nulo de una trabajadora en situación de IT por ser ésta de larga duración.

Recientemente la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha ratificado una sentencia del Juzgado de lo Social que entiende que el despido de una trabajadora debe ser calificado como nulo y no solo como improcedente cuando se den una serie de circunstancias.

Recordamos que el Tribunal Supremo (Sala de lo Social) en su sentencia del 15 de marzo de 2.018 había ya afirmado que el despido de un trabajador ha de ser calificado como improcedente y no nulo cuando el trabajador se encuentra en situación de Incapacidad temporal excepto cuando se den las circunstancias especiales que ya había fijado del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia de 1 de diciembre de 2.016.

Como decimos, en aplicación de esta doctrina (Doctrina Daouidi), el TSJ del País Vasco, como decimos, ratifica la nulidad del despido y lo hace, precisamente, porque concurren los requisitos exigidos y que son los siguientes:

  1. Cuando concurre una enfermedad que, inicialmente o con posterioridad, se pueda considerar de larga evolución y, por tanto, asimilable a discapacitado;
  2. Cuando el despido obedezca a causas segregadoras o de segregación, y;
  3. Cuando se acredite que existen presiones empresariales para que las personas asalariadas no cojan la baja o en los que concurra un clima indiciario de previas advertencias empresariales.

En el caso analizado por la Sala se acreditó que la enfermedad de la trabajadora podía ser calificada domo de duración larga y producir una limitación duradera y que, por tanto, cabe igualar los efectos de la enfermedad a los de la discapacidad de lo que se colige la vulneración del Derecho Fundamental a la no discriminación. A ello se suman otras consideraciones del Tribunal Superior entre las que destacamos el carácter genérico de la motivación del despido por lo que se declara la nulidad del despido con las consecuencias legales, es decir, la readmisión del trabajador a su puesto de trabajo con el abono de los salarios dejados de percibir desde el despido hasta su reincorporación.