#40# REGULACIÓN EXTRAORDINARIA DEL EXPEDIENTE DE REGULACIÓN TEMPORAL DE EMPLEO POR “FUERZA MAYOR” ANTE LA CRISIS DEL CORONAVIRUS -PROCEDIMIENTO DE “FUERZA MAYOR” Y SUPUESTOS- Delaw Firm
4481
post-template-default,single,single-post,postid-4481,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,et_bloom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default

#40# REGULACIÓN EXTRAORDINARIA DEL EXPEDIENTE DE REGULACIÓN TEMPORAL DE EMPLEO POR “FUERZA MAYOR” ANTE LA CRISIS DEL CORONAVIRUS -PROCEDIMIENTO DE “FUERZA MAYOR” Y SUPUESTOS-

De conformidad con el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, se regulan las medidas excepcionales decretadas en relación con los procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada tanto por fuerza mayor como por causas económicas, productivas, organizativas o técnicas. En esta nota nos centraremos únicamente en los procedimientos de suspensión y reducción de jornada  por causa de “fuerza mayor” debido al escenario de crisis sanitaria en el que nos encontramos y que adquiere especial relevancia:

 

  1. ¿Cuándo puede el empresario suspender el contrato de trabajo o reducir la jornada por FUERZA MAYOR?

El empresario decidirá si aplica bajo su criterio la suspensión de contratos o la reducción temporal de la jornada de trabajo cuando tenga su causa directa en pérdidas de actividad como consecuencia del COVID-19, que impliquen ÚNICAMENTE la suspensión o cancelación de actividades, cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o las mercancías, falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad, o bien en situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria, que queden debidamente acreditados, tendrán la consideración de provenientes de una situación de fuerza mayor.

  1. ¿Cómo se estructura el procedimiento por FUERZA MAYOR?

– Solicitud

El mencionado procedimiento será aplicable cualquiera que sea el número de trabajadores de la empresa y del número de afectados por la suspensión y se iniciará mediante solicitud de la empresa, que se acompañará de un informe relativo a la vinculación de la pérdida de actividad como consecuencia del COVID-19, así como, en su caso, de la correspondiente documentación acreditativa. La empresa deberá trasladar el informe anterior y la documentación acreditativa mediante comunicación de su solicitud a la autoridad laboral competente, a las personas trabajadoras y a los representantes en su caso. Desde que el empresario comunique esta solicitud será válida a todos los efectos hasta que la autoridad laboral la convalide o no.

– Resolución

La resolución de la autoridad laboral se dictará en el plazo de cinco días desde la solicitud, previo informe, en su caso, de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y deberá limitarse a constatar la existencia, cuando proceda, de la fuerza mayor alegada por la empresa correspondiendo a ésta la decisión sobre la aplicación de medidas de suspensión de los contratos o reducción de jornada, que surtirán efectos desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor. Las medidas surtirán efectos desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor.

– Recurso

El trabajador podrá reclamar la resolución judicial ante la jurisdicción social que declarará la medida justificada o injustificada. En este último caso, la sentencia declarará la inmediata reanudación del contrato de trabajo y condenará al empresario al pago de los salarios dejados de percibir por el trabajador hasta la fecha de la reanudación del contrato o, en su caso, al abono de las diferencias que procedan respecto del importe recibido en concepto de prestaciones por desempleo durante el periodo de suspensión. Cuando la decisión empresarial afecte a un número de trabajadores en las condiciones de despido colectivo, se podrá reclamar en conflicto colectivo, sin perjuicio de la acción individual. La interposición del conflicto colectivo paralizará la tramitación de las acciones individuales iniciadas, hasta su resolución.

  1. Especialidades

¿Si estoy en situación de incapacidad Temporal, excedencia por cuidado de hijos o de baja por paternidad o maternidad se me puede incluir en un ERTE?  No afectan  hasta que se presente el alta médica, finalice la excedencia o el período de permiso maternal o paternal.

-¿Tengo derecho a prestación contributiva por desempleo (paro)? Se posibilita el acceso a la prestación aunque carezcan del periodo de cotización necesario para tener acceso a ella y, adicionalmente dicha prestación no computará a efectos de consumir los periodos máximos de percepción legalmente establecidos.